domingo, abril 23, 2017

Taller para sumisos en busca de Ama: Amas callejeras

Buscar Ama en la red es lo cómodo, lo anónimo y lo seguro. Podemos mentir, podemos exagerar y sobre todo podemos recular.
Para buscar Ama en la calle hay que mojarse, hay que declararse culpable, aceptarse a uno mismo y quitarse la careta en sociedad. Si vas a ir a fiestas, asociaciones, charlas/coloquio, etc... tienes que salir de detrás de la pantalla, saber quien eres y ser feliz. Uhhhh que miedo.
Pero siempre hay un término medio, porque sorprendentemente, las mismas Dóminas que van a las fiestas, asociaciones y charlas/coloquio también hacen la compra, ponen gasolina, van al parque, son camareras o pasean al perro (al de 4 patas). Pero el problema es que si vamos mirando el móvil a ver quien es más gracioso en twitter pasan por nuestro lado y no nos enteramos. 
Éstas Dóminas suelen tener menos traumas que los sumisos a la hora de aceptar su sexualidad, por lo que suelen llevar algún símbolo o algún tipo de ropa que las define inequívocamente. Porque nos gusta quienes somos y no nos avergüenza. En un par de días buscando con la mirada he visto unas cuantas. Es que no las veis? O es que cuando las veis no os atrevéis a decir "hola, me gusta tu colgante"? 
Colgantes, tatuajes, tacones de aguja os están gritando soy mujer dominante, aquí estoy. Y si ella te dice aquí estoy ten por seguro que si te acercas con respeto y a pecho descubierto te van a recibir cordialmente. Te lo digo yo que he estado abordándolas éstos días para hacerles fotos y han resultado todas encantadoras.
Luego hay otras Dóminas más discretas, quizás solo las delate una postura, una actitud. Son tus compañeras de trabajo, son tus vecinas, son tus amigas. Si eres sumiso seguro que te atrae alguna mujer de tu entorno porque se comporta de forma dominante. Fíjate y mira a tu alrededor, en mi trabajo tengo a una, no lleva corsé, ni guantes de látex, ni creo que tenga látigo, no tiene un físico espectacular. Pero entra por la puerta y pisa de una forma especial, con su metro cincuenta y sus tacones de 12 cm camina altiva y sonríe con superioridad y los compañeros paran de teclear para comprobar si el largo de su falda ha encogido o si sus medias hoy llevan algún dibujo. Ella lo sabe y lo disfruta, eso a algunas mujeres les molesta. A mí me parece maravillosa, me encantan sus consejos siempre feministas, me encanta su forma de vivir, madre abnegada, abuela prematura y entregada y Puta Reina que hace con su coño lo que le sale del mismo. Y es que siempre digo que una cosa no quita la otra, una mujer sabe cuando tiene que sacar los cojones y tirar de los suyos y cuando puede y debe disfrutar de su coño. Y sé por terceros (porque los tíos sois unos bocas) que sexualmente acojona. Así que blanco y en botella. En una plantilla de 17 (hombres y mujeres) como mínimo somos 2.
El primer paso para detectar Dóminas en el mundo real es abrir los ojos, puedes sentarte en una terraza concurrida a mirar, observa como caminan, como actúan, puedes detectar actitudes dominantes en cualquier mujer de tu entorno porque es posible que la mandona que te putea en la oficina sea una puta mandona en la cama, y ya la cosa cambia, o no?
Y ahora viene la sorpresa... he estado haciendo circular un test infalible para detectar qué quieren las mujeres en general. Un test con preguntas trampa y mucha coña (vale, hay algunas respuestas a las que es imposible no rendirse) cuyos resultados son reveladores. Las encuestadas son amigas y amigas de mis amigas, no tienen relación ni se mueven en el mundo Femdom, algunas no saben ni lo que es. Las preguntas eran las siguientes:

Buscamos el hombre ideal.

1. Elige el regalo que te gustaría recibir de èl:
a) un viaje en globo.
b) una cena romantica, masaje de pies y comida de coño.
c) unos pendientes de brillantes.
d) un vale: esclavo por un día

2. Al principio de una relación lo que más te gusta es:
a) que él está pendiente de ti en todo momento, de tus deseos, es detallista, etc...
b) el sexo, salvaje, abundante y generoso. Se entrega a tope.
c) la a) y la b)
d) otras (di cual)

3. Tu postura sexual favorita es: 
a) tú arriba a horcajadas, marcando el ritmo.
b) el misionero, soso pero trabaja él.
c) a 4 patas y mirando a Cuenca.
d) te gusta elegir y cambiar según tu humor o capricho.


4) Le pisas con taconazo de aguja bailando. Él:
a) suelta un grito, un lagrimón y se retira cojeando. 
b) despotrica un poco pero sigue (a pesar del dolor) bailando y arrimando cebolleta. 
c) se enfada en silencio.
d) te dice: pisa pisa, por ti me corto los pies si hace falta.


5) Cómo te gustaría que pensara en ti:
a) su Nena tierna.
b) su Reina altiva.
c) su Diosa todopoderosa.
d) su Perra lasciva.

*Respecto a la pregunta 1) un 57% de mujeres elije b) o d) , ya sabéis que regalar: masajes, comidas de coño, días de esclavitud... Y porque los pendientes eran de brillantes que si no...
*Respecto a la pregunta 2) los principios siempre son hermosos, por qué? porque ellos están pendientes, detallistas en las tonterías y entregados y generosos en el sexo. Tenemos un 71% de c) que lo quieren todo y las otras con que les hagan caso se conforman 29% a).
*Respecto a la pregunta 3) victoria aplastante de la respuesta d), ellas quieren elegir postura, faltaría más.
*Respecto a la 4) mayoría absoluta de la d) , quieren pisar y que te aguantes con gusto por ella.
*Respecto a la 5) tenemos entre diosas y reinas un 85%.

Así que yo lo veo claro, qué quieren las mujeres? UN SUMISO. 

Solo tenéis que serlo. 

Gracias a las amigas que me habéis dejado vuestras fotos de cuando vais vestidas de "calle", gracias a las amables desconocidas a las que he asaltado y me han dejado fotografiarlas. Gracias a la agradable Dama de la feria del libro de ésta mañana cuya foto se me ha borrado y tengo un disgusto que no veas! Si me la haces llegar la añado. Y gracias a todas por existir. 

lunes, abril 17, 2017

Cosas que me gustan...

Cuando abrí éste blog su principal objetivo era encontrar al esclavo perfecto para mí. Después se convirtió en un desahogo, después en una diversión y ahora es una mezcla de todo. Casi de lo que menos me sirve es para conocer aspirantes, para mí es más divertido cazar en la calle con el factor sorpresa. Más lento, más arriesgado, menos efectivo, pero mucho más emocionante. Y es que en éste tiempo me he dado cuenta de que el esclavo perfecto no existe, a veces se cae en la tentación de remitir a los aspirantes a leerse el blog entero. Ahí está todo, me he desnudado en cuerpo y alma, en fotos, experiencias y deseos. Ellos sabrán si encajan, pienso... Una vez leído quien se ofrezca será porque cumple mis expectativas. Pero no es así y además si lo fuera se perdería parte de la diversión, porque al esclavo perfecto hay que crearlo, fabricarlo, moldearlo y llevarlo al huerto. 
Eso me gusta. 
El proceso.
Aún así, un buen perrito, perdido en la red, convencido y deseoso de sumisión, es un regalo que no hay que despreciar.  Y hoy que me siento generosa voy a desvelar cositas que me gustan que pasen o que hagan mis chicos para añadir un poco de presión a los, ya de por sí excitantes y a la vez cortantes, primeros encuentros (por si a alguien le interesa).

Por lo que paso a presentar:
MAPA CONCEPTUAL 
de
COSAS QUE ME GUSTAN

(y sus posibles y caóticas consecuencias)



1) En la primera cita se empalma con sólo tenerme al lado.

          1.a) Me lo llevo a casa a que me coma el coño.
          1.b) Me llevo la comida de coño puesta (coche/baño).
          1.c) Le sobo un poquito y le dejo con su erección.

NOTA: Tuve uno al que le costaba aguantarse la corrida solo con verme, me encantaba la cara de agobio que ponía.

2) Aguanta sin correrse hasta que yo se lo ordene.

          2.a) Sincronizar corridas y leches de todos los participantes.
          2.b) Le llevo al límite varias veces si dejar que se corra hasta el final.
          2.c) La orden no llega y mi perrito se va a casa sin correrse hasta la siguiente.

NOTA: Disfrutando de varias leches a la vez, qué delicia...

3) Hacer que se corra cuando le he dicho que no puede.

          3.a) Castigo y penitencia.
          3.b) Castigo y volver a empezar.
          
NOTA: Ooooooh mira que desastre... estoy muy decepcionada XD.

4) Un clásico: Que me coma el coño.

          4.a) Si lo hace bien darle una calbotá : Muy bien perrito.
          4.b) Si lo hace mal darle una calbotá : Muy mal perrito.

NOTA: En ambos casos se repetirá la experiencia hasta que quede plenamente satisfecha.

5) Otro clásico: Mi sumiso me da un buen masaje.

           5.a) En los pies: Acabarán en su boca.
           5.b) En la espalda : Su lengua debe ayudar y quien dice espalda dice culo.
           5.c) En las piernas : No es un masaje de piernas si no termina con comida de coño.

NOTA: Para masajes terapéuticos tengo un fisio, la función de mis perritos masajistas es proporcionarme relajación y placer.


Y éstas son algunas cosas que me gusta que pasen cuando estoy con mis perritos, las consecuencias son las que están pero no están todas las que son. Valoro tanto la obediencia como la iniciativa. Sumisión no es pasividad (a no ser que se te ordene ser pasivo). Tengo que decir que a los internautas les exijo más que a los callejeros y tengo menos paciencia con ellos. Y a pesar de las pistas la Dominación no es una ciencia exacta por lo que al final actuaré según me dé, que para algo mando yo. Estas avisado.





Leer más...

domingo, abril 02, 2017

Sumisos raritos

Iba a contaros lo que pasó ayer por la tarde... Pero la verdad, fue muy fuerte, no os veo yo preparados.
Iba a contaros lo que tengo planeado para el martes... Pero no me gusta anticiparme.
Así que voy a contar algo que ha pasado en mi cabeza y que me resulta muy inquietante.
De todos es sabido que soy una Ama folladora, mi interés se centra exclusivamente en esclavos sexuales. Quiero juguetes, usarles para mi placer,  sin muchas complicaciones y aunque a los buenos perritos se les coge cariño no dejan de ser perritos y tener su sitio y sus obligaciones definidas.
Aún así, dejando claro lo que busco, lo que me interesa y lo que acepto, muchas veces me caen ofertas raritas de lo que yo llamo sumisos raritos.
Las más habituales son de lamebotas, financieros, esclavos domésticos y masoquistas. Y yo claro, dentro de mi cuadriculada cabeza declino las ofertas (con cierta indignación porque ya podrían leer lo que quiero antes de molestar pero intento ser correcta), no gracias, no me interesa, no soy sádica, etc..
La verdad es que tener un tío por casa limpiando mis cosas me parece una intrusión a mi intimidad mucho no, muchísimo más fuerte que el que me coman el coño.
Hay uno...de vez en cuando contacta porque hay buen rollo y una cosa no quita la otra, pero al final siempre acaba igual... Señora, y Usted no querría tenerme de sirviente? Hago de todo, si no tengo nada que hacer me quedo en una esquina de pie, esperando durante horas. O puedo trabajar para usted, de cualquier cosa y darle todo el dinero que gane. Y le digo, es que yo quiero un esclavo sexual, puntual, para momentos concretos. Él insiste, es que también me puede usar sexualmente...Uffffffffffffff yo me lo imagino ahí en una esquina con los niños revoloteando y diciendo éste quien es? Imposible, no, le contesto: No quiero esa interferencia en mi vida cotidiana (porque las cosas hay que decirlas así, dádonles cuerpo y solemnidad). Pero bueno, cada cierto tiempo aparece, saludos K!
Había otro (éste ya no contacta porque se enfadó), un argentino que venía a España a terminar y adaptar al español  de aquí su novela. Quería vivir confinado en un armario o nosequé rollo, me pedía sólo dos horas libres al día para trabajar en el libro y lo demás lo que yo quisiera. Comería sobras y dormiría debajo de la cama. No sé, una cosa muy rara. Pero insistente eh! Hasta se indignó cuando le rechacé por tercera o cuarta vez, ya bruscamente.
Financieros varios, que te pago, que te pago, que te pago, anda! Métete el dinero en la hucha y déjame en paz, joder...
Y el viernes aparece un paradigma que cambiará mi forma de ver el mundo para siempre. Me llega un mensaje por el formulario de contacto, me pilla juguetona y achispada (no había bebido casi pero ultimamente me pega fuerte la cosa, barata salgo). Era un mensaje de esos que no hay por dónde cogerlos, todo lo que yo considero que me tiene que gustar al revés, una pomposidad exagerada, unas incoherencias... Y me da por reírme y jugar un poquito con la oveja (porque éste no es perro, es ovejita). Bueno, intercambiamos unos mensajes, le pedí unas fotos, le ordené una corrida a mi salud y me fui a follar y a dormir con mi marido que era lo que me apetecía, jueguecitos aparte.
Ya por la mañana, desde la serenidad y como en éstas cosas se sabe como se empieza pero no como se acaba, decidí indagar un poquito en la ovejita y le envié un correo pidiéndole más datos, físicos, geográficos y de disponibilidad.
Bueno, parece ser que la ovejita también estaba más serena y me cuenta su vida en fascículos y resulta que le gustaría hacer trabajos domésticos, que es jardinero, que más que sexo busca una mujer que le mande hacer cosas, sin parafernalias ni disfraces, que ella esté cómoda y a mandar, y él a obedecer. La verdad, unos gustos y necesidades diametralmente opuestos a mis deseos de guarradas.  Y sin embargo pienso, éste tío es de puta madre! Un hombre normal, al que le pone obedecer en amplios aspectos. Que me lleva y me trae, que me limpia y que además  es jardinero, lo que más necesito ahora que estoy en una fase naturista, dando la tabarra a todos con plantar un huerto y criar gallinas camperas. Cómo he podido vivir sin una oveja sumisa?
Llego con el móvil en la mano al salón y le suelto a mi esclavo más amado:
- Sabes de qué me he dado cuenta? De que soy gilipollas! Hay un abanico bien grande de sumisos que me estoy perdiendo por empeñarme en centrar mis experiencias en perros. Ésta oveja vale un imperio, lástima que 800 km impidan sacarle partido.
- Pues claro nena, eres tonta.
- Y gilipollas. 
Sumisos especializados en tareas concretas, esa es la cuestión. Inspirada además en un post de adorablei (a la que adoro yo también) he visto la luz y queda abierta mi cabeza para disfrutar de todas y cada una de las opciones sumisiles disponibles, que me acoplen y me aporten beneficios y hagan mi vida más fácil, divertida y remolona.
Y ya puestos a abrirse... desde ayer por la tarde lo de chuparme el tacón ha pasado de ser algo extraño y ridículo para mí, a ponerme como una putaperra. Infringir dolor a un masoquista y ver cómo se pone cachondo de un bocado ha pasado también del rechazo a ser una experiencia muy excitante. Así que... NO SÉ PARA QUÉ ABRO LA BOCA.
Experiencias a mí, aquí estoy con los brazos abiertos.

Ahora soy una AMA RARITA.

Leer más...

domingo, marzo 26, 2017

Matando ideas cojoneras

Las ideas cojoneras son molestas. Vienen y van, las espantas con la mano, te haces la dormida, pero cuando más tranquila estás, vuelven a aparecer con su incesante bzzzzzzzzzzzz. Y se posan justo en el mismo punto de donde las habías apartado.
Tic.
Ostia puta... ahí está!

Yo suelo tener bastantes de esas. En especial tenía una que me estaba dando un tremendo coñazo desde hace tiempo. Y como consejitos traigo que para mí no tengo, en vez de echarle cojones y ver que pasaba la he estado evitando y apartando demasiado tiempo, por no mojarme, por no mojarle, por no liarla.
Pero bueno, al final la cabra tira al monte y la he liado.
Ésta fue mi idea, la cojonera:

Me apetece mucho tener un masajista personal que me deje bien relajada e hidratada.
Quiero que vengas a mi casa una vez a la semana a darme un masaje de una hora. Cada día te centrarás en una parte de mi cuerpo de mi elección y te será revelada cuando vengas. Te encargarás de traer los productos para la realización del masaje. Por supuesto se te pagará por éste servicio, 1 euro será tu tarifa  y se te entregará al finalizar, si quedo plenamente satisfecha.

Espero respuesta y  en su caso disponibilidad.
Huyes o entras?

Ama Blanca 

Respuesta afirmativa, disponibilidad absoluta, emoción, nervios, alegría. Elijo día y hora y me preparo, a medio camino entre Dómina y clienta. Sin ningún plan en mente más que llevarme puesto mi masaje pero sin ninguna traba a lo que pueda surgir a raíz de esos toqueteos aparentemente profesionales y terapéuticos.
Mi masajista llega puntual, le presento a mi esclavo más amado, me lo llevo a mi habitación y le muestro la zona a tratar, he elegido espalda y glúteos.  Lo hace muy bien, yo estoy disfrutando relajada, tanto que ni me doy cuenta de que va pasando el tiempo y él se está cogiendo una buena sudadita (por el esfuerzo?).
Me pide quitarse la camiseta. Ah si? venga, quítate el pantalón también...
Los calzoncillos? Puedo?... No, aún no. Vaya con el tímido pienso.
Me pide ponerse a horcajadas.
Claro, haz lo que debas para darme bien el puto masaje, yo ya estoy en éxtasis.
Y así montado empiezo a notar su polla rozando mi culo, suben las manos a los hombros y con ellas choca el paquete inevitablemente en mis protuberancias. Bajan las manos hasta mis lumbares y vuelve el paquete restregándose hasta la base de mi tanga.
Y con este punto de partida y como era de esperar se lió la cosa. Slips y tangas fueron desterrados, alguien que observaba en el pasillo fue invitado con un gesto mío. Todo suave, calmo, a cámara lenta casi... una de las experiencias más ligths y comedidas que he tenido en mucho tiempo. Despedida entre cariñosos abrazos y besos al aire. 

El ciberespacio te crea unas expectativas y una imagen de la realidad distorsionada, pero lo que es peor, te crea una imagen de ti mismo irreal. Hay gente que pasa tanto tiempo en esta dimensión paralela, leyendo cosas tan interesantes, buscando pertenecer a un grupo y ser aceptado, empapándose de experiencias ajenas, que olvida vivir las propias. Y vive a través de los demás, deseando con todas sus fuerzas ser un personaje en la película de otra persona.
A algunos les pasan los años, a otros se les pasa la vida entera soñando y se mueren sin vivir, sin saber quiénes son y sin saber qué quieren (o querían, que ya se han muerto).
Mi película la tengo bastante definida, sé lo que quiero y cómo. Y creo que queda bastante claro en las cosas que escribo, en las experiencias que relato y en las filosofadas que me pego de vez en cuando. Mi película es comedia, aventura y porno duro. Yo me la monto como quiero, porque es mi película y mi vida y por lo visto hay gente a la que le apetece apuntarse y vivirla conmigo o salir al menos en alguna escena. Pero lo que para mí es comedia hay quien lo ve como un drama.
Y volviendo al masaje...
Para mi sorpresa, mientras yo me planteaba cómo iba a enseñar a mi aspirante a satisfacerme más y mejor y cómo usarle más allá de arreglarme las contracturas, mientras yo analizaba un par de fallos míos y un sin fin de temas a mejorar en él, éste me comunica que se ha visto desbordado por la situación y la realidad ha sido desconcertante, que se ha hecho caquita, que lo que pensaba que sí es que no, que donde dije digo, digo Diego. Y ahora, después de mil años de búsqueda y dos mil años rondándome, ha descubierto que no es tan sumiso como pensaba y que ójala volver a verme pero en otras condiciones en las que él se sienta más cómodo.
Queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee? Primero se me ha quedado cara de boba. Después me he reído. Y después he sentido un gran alivio, pues la idea, la cojonera, por fin ha desaparecido. Ha muerto de un alpargatazo, que es como hay que matarlas, llevándolas a cabo con todas sus consecuencias.


Y como de todo se aprende, justo ayer maté otra idea con un joven pajillero antes de que se volviera cojonera.
Siguiente!
Leer más...