martes, junio 20, 2017

Señales

Con los sentidos atrofiados por la evolución, una Hembra Humana debe ingeniárselas para mostrarse sexualmente disponible.
Lejos quedan los tiempos en los que todo era fácil y explícito, sin más normas que las biológicas y sin más objetivo que la perpetuación de la especie. Entonces se follaba con poco rollo y muchas ganas. El olfato era el porno duro de la época, bastaba que la hembra abriese descuidadamente las piernas en plena ovulación para que en el macho atento saltaran todos los resortes. El baile de feromonas daba paso al baile del cortejo, rápido, certero.
La vista también era importante, una hembra de aspecto saludable y fértil resultaba atractiva. Ser fuerte y atlética serían buenos atributos para seducir a un macho pero el no va más serían unas grandes caderas redondeadas y celulitis acumulada, dos símbolos evidentes de que un buen parto era viable y de que la grasa acumulada alimentaría al bebé el tiempo necesario.
Con este panorama donde sexo y procreación iban de la mano era extremadamente sencillo echar un polvo, solo había que tener ganas y pasear cerca de los machos, ellos se pelearían y nos tocaría el mejor, el más fuerte, el más inteligente, el mejor cazador.
Ahora las cosas han cambiado, las normas no las marca la naturaleza sino la sociedad, la religión y la política. Y el objetivo es el placer, cosa que no me parece descabellada pues tener hijos cada tres o cuatro años, pasado el periodo de lactancia era un poco cansino. Si tenemos un botoncito que da gusto es mejor sacarle todo el partido posible. Pero con tantas normas, dictadas por los más reprimidos y retrógrados es difícil sacarle partido al sexo.
La monogamia, la castidad, la discreción, el miedo, el pecado, el ocultismo... con todo esto en la chepa si le añades un poco de estrés laboral, un poco de televisión  y cuarto y mitad de hipoteca, no hay macho al que se le levante ni hembra que tenga ganas de ponerse mirando a Cuenca.
Pero si a pesar de ello, no han conseguido arrancarte la líbido de cuajo aún tienes que superar otro reto. Encontrar y encelar al macho.
Y volviendo al inicio, es realmente difícil enviar señales sexuales a los machos de hoy en día.
Porque no es lo mismo, no... No es lo mismo restregarle el coño en celo por los morros a un hombre en taparrabos que enviar un wasap.
A mí se me ocurren a veces señales que me parecen inequívocas pero la experiencia me está demostrando que en esta nueva era de la humanidad habrá que ser más agresiva o estamos abocados a la extinción.  En principio, tú mandas una señal y esperas respuesta para continuar porque el macho tiene que dar pie y facilitar la caza a la pobre y desvalida hembra. Pero la respuesta no siempre es acorde a la señal.
Por ejemplo, el repartidor viene por enésima vez a tu casa, tontea un poco, está simpático y tú le dices... "Otro día ven con más tiempo, que siempre vienes con prisa" y él te dice que sí que sí mientras sale corriendo. Señal fallida.
Otro ejemplo de señal, pasas en coche por una terraza y está el señor S, le tiras un besito al aire. A los 10 minutos está esperándote en una esquina discreta y a órdenes. Señal exitosa.
Otra. Le envías a Chico una foto por wasap. Un primer plano de todo el potorro recién depilado con el texto "Qué calor". Chico ve la foto y a las dos horas continua en silencio, no se sabe si le ha dado un cardíaco, si se lo está pensando o si se está pajeando. Señal fallida.
Otra. Le envías a tu marido, que está de viaje, una foto por wasap. Un primer plano de todo el potorro recién depilado con el texto "Que calor". Tu marido en cuanto regresa te pone de ladito en plena siesta y suavemente te mete la polla por el culo mientras tú te pajeas el coño. Y del suavemente pasa al brutalmente, para acabar llenándote el culo de leche y tú corriéndote como una perra casi al mismo tiempo que notas su polla palpitando y descargando en tu interior. Al cabo de un rato te dice que le montes, tú protestas un poco. Coño, siempre estás mandando, así no se puede ser Ama ni nada. No confundas nena, estamos follando, tú puedes ser lo que quieras. Y con ese aplastante argumento te montas y le cabalgas, y le usas durante dos orgasmos, marcando el ritmo y el ángulo y cuando te cansas te tumbas junto a él y le tomas el pelo. Señal exitosa.
Definitivamente, señal/respuesta no es una ciencia exacta.






martes, junio 13, 2017

1ª Feria Mundial de sumisos.

Cada vez uso menos internet para mis juegos. Se invierte mucho tiempo y da pocas satisfacciones. Si buscas entretenimiento para ratos muertos no está mal, pero si llevas una vida entretenida y buscas satisfacciones potentes, placer y adrenalina, deja mucho que desear. Aún así es casi la única vía para contactar con sumisos confesos y convencidos.
Ahí, entre la convicción y la entrega, es donde yo me pierdo y me aburro. Conocer a alguien a un nivel de considerar tomarlo como perrito lleva su tiempo. Lo primero que valoro cuando un perrito se ofrece y antes de permitirme encapricharme con él, es el físico, una forma rápida y superficial de hacer una primera selección. Lo segundo es la disponibilidad en general y la distancia y la situación personal en particular. Lo tercero es lo que debería primar, pero es lo tercero, la capacidad o don natural para ponerme puta perra. Normalmente es directamente proporcional a las ganas de someterles que despiertan en mí. Porque una es muy puta y muy perra, pero cuando un hombre despierta a la Dómina, esa característica se eleva a la enésima potencia.
Y eso busco en resumen, un perrito que me guste fisicamente, que esté disponible y que me ponga muy puta perra.
Internet es muy socorrido para soñar con fantasías extremas, yo no sé si soy muy extrema, lo que soy y lo que hago está por ahí escrito pero sea como sea si que he notado que llevar esas fantasías al plano real es complicado cuando el contacto se ha iniciado on line. Están los que quieren y no pueden y los que pueden pero no se atreven. Y aquí se quedan las Amas, gestionando la agenda y el coño sin comer. Una vez hasta cogí un perrito secretario (la verdad es que era más por torturarle que por otra cosa), le di acceso a mi correo y le hacía contestar a todos de mi parte y hacerme una primera selección. Se le llevaban los demonios jeje. Pero al final, el resultado era el mismo, mucho humo y siempre la sensación de estar perdiendo el tiempo con muchos y de no saber si había descartado al bueno.
Una buena forma de averiguar quien es uno de los potencialmente buenos es citarle y que pierda el culo por acudir. Sin peros, sin excusas, sin preguntas. A mí me gusta hacer los careos cuanto antes.
Pero a veces quedar se pone difícil, unas veces por ellos otras por mí, es lo que tiene la vida real. Puedes tocar y oler a tu aspirante, pero una cita lleva su tiempo y preparación, mucho más que un skype.
Si cuadrar careos, citas o encuentros es complicado, de follar ni hablamos (bueno, sesiones ejem). Al final, aunque el blog sea algo escandaloso y dé la sensación de que no se para de follar (entre sesión y sesión) la verdad es que no hay tanta juerga como parece o como me gustaría.
Así que se me ha ocurrido no perder más el tiempo y organizar un casting de perritos, para echarles un vistazo rápido y pasar un ratito con mis aspirantes en plan cita exprés.
Sí... ya sé... que humillante, eh? Pobrecitos míos, que vergüenza y nervios van a pasar.  Y yo ahí, como una Reina con una libreta eligiendo, evaluando, mirando de arriba abajo, tocando y haciendo una criba. Y ellos ahí ,como si fueran ganado en una Feria, como si fueran esclavos u objetos. Solo de pensarlo me pongo cachonda. Y tú?
Si te pone cachondo el tener la oportunidad de ser uno de mis perritos lee las normas y condiciones para participar en la 1ª Feria Mundial de sumisos de Ama Blanca (estoy escribiendo esto y me descojono yo sola). Creo que una Feria Mundial es un evento que toda Ama debe realizar alguna vez en su vida, yo pienso hacer unas cuantas, pero seguro que la primera es la más emocionante.
Normas:
1) Para participar en la 1ª Feria Mundial de sumisos de Ama Blanca debes escribirme un correo a castingamablanca@gmail.com.
2) En ese correo explicarás brevemente por qué quieres ser uno de mis perritos, enviarás dos fotos (una vestido y una desnudo) y me expondrás situación geográfica y personal.
3) Si eres preseleccionado se te contestará solicitando más información o fotos.
4) Ya está, no pienso extenderme más, si me entras por el ojo u oído se te citará para la Feria y tendrás un careo conmigo.
5) Para evitar curiosos y fisgones sólo se facilitará la dirección y la hora de la cita a los participantes, previa identificación.
6) El evento tendrá lugar el tercer sábado de agosto, si no vas a estar disponible ya sabes... no perdamos el tiempo.
7) Si hay alguna voluntaria para ayudarme a trajinar con los chicos es bienvenida, que cuatro ojos ven mejor que dos, y no señalo a nadie (srta. Martinez, srta. Galerna, srta. Anita, etc...).


Espero un mogollón de solicitudes.
Que no se diga que mis perritos no tienen cojones hombre!




Leer más...

miércoles, junio 07, 2017

Se folla o no se folla?

Una vez al mes vamos a Alicante por motivos familiares.
Más que motivos son obligaciones y dejan poco tiempo al placer carnal.
Pero a pesar de ello, en algunos momentos puntuales se fraguan historias de ... no sé ni cómo llamarlas. Ni Femdom ni sumisos ni juegos de villanos, nada, putiferio puro.
Suelen empezar siempre de la misma forma, mi marido va solo porque no nos acopla movernos a todos y se aburre, así que, previa autorización, me la lía. Yo en la distancia me siento osada y envalentoná y le animo, le pincho y él... lo hace. Hace la proposición, en parte porque le encanta ver la cara de estupefacción que se les queda y en parte porque es un puto morboso.
Total, que empieza el circo, yo entro por wasap y nos vamos "conociendo" y cuando por fin voy, me encuentro con medio barrio expectante y yo, en frío, con una vergüenza y unos nervios de la ostia.
Las dos historias más cercanas en el espacio-tiempo las protagonizan un calvo y un mulato (dos de mis fetiches). Aunque en realidad llevan enquistadas un montón de tiempo. Sobre todo la del calvo, porque trabaja en un herbolario y cuando llegamos está cerrado y la historia del mulato, que trabaja en un bar, también se ha alargado porque ha estado de viaje y no hemos coincidido.
Las reacciones a proposiciones deshonestas a desconocidos son de tres tipos, o se apuntan a saco y encantados o intentan quedar conmigo a solas o se enrollan en interminables dudas. Increiblemente ninguno dice que no por convicción. Ninguno dice no porque no me gustas, o no me apetece, o tengo pareja y soy fiel. Porque ser hombre tiene esa presión, es a lo que les han enseñado y para lo que se les ha educado, un hombre de verdad no dice NO a un coño en bandeja, un hombre de los de toda la vida, es sabido que si ve un agujero lo tiene que tapar , venga ya... un poco de criterio.
Ser hombre es como ser mujer pero al revés, porque si a ellos les sale el sí de la presión a nosotras nos sale el no de la castración. Para que no se mancille nuestro honor o por lo menos que no se sepa. Por lo que una mujer que folla y no se avergüenza es una especie rara, incluso diría que agresiva.

Los que más me gustan por supuesto son los primeros, un SÍ inmediato y sin red, lo que me demuestra que follar conmigo les compensa por encima de cualquier tabú o vergüenza. O lo que es mejor, resulta que son unos viciosos y les encanta la propuesta en sí, lo toman como si les hubiera tocado la lotería. Algunos de ellos se convierten en buenos sumisos (Zombie, guapo muack)
Los del segundo grupo son los listos, tú les propones un tema y ellos te intentan llevar a su terreno. Al menos son predecibles y no esconden sus intenciones, con lo que rapidamente pasan al grupo uno o son descartados y tan amigos.
Pero ay los del grupo 3... Estos son muy cansinos, porque son como el perro del hortelano, que ni comen ni dejan comer. Se nota que no les va el sexo en grupo ni las cosas raras o fuera de contexto tradicional, bastante inseguros. Ellos dicen que sí y luego empiezan con las dudas y las preguntitas.
Lo que pasa es que estas cosas nosotros las hacemos sin alcohol y sin nocturnidad, con todos los sentidos en alerta y sin poder echar las culpas a las drogas. A la gente esto le pilla de sorpresa. Pero a pesar de la sorpresa ellos dicen SI y después les cuesta encontrar una salida honrosa. Según mi experiencia los que se lo tienen que pensar no sirven. Si con una proposición así no te da un vuelco el corazón de puro morbo y te vuelve loco de deseo, por mucho que lo quieras racionalizar y aprovechar la oportunidad por probar, no va a salir bien. Pero bueno, desde el momento que tienen las cartas sobre la mesa hasta que "no van" suele pasar un tiempo largo. Y luego está lo más increible, de todas las dudas, de todas las inseguridades, de todo lo que podría pasar, lo que más les preocupa es tener un gatillazo delante de mi marido, tócate los cojones. A veces dan ganas de decir "Hola! Estoy aquí! A quien tienes que impresionar es a mí, no a mí marido" . Esta reacción  es de lo más machista y denigrante hacia una mujer que he comprobado en la mentalidad de los hombres. No satisfacer a una mujer y hacer el ridículo está bastante aceptado. Las mujeres tradicionalmente hemos tenido que mantener en secreto nuestras escapadas sexuales porque se nos puede tachar de putas y por supuesto si te quejas de las técnicas o potencia se te va a tachar de superputa porque resulta que encima has tenido otras experiencias y comparas. Y aunque pueda parecer que esto está superado y pertenece a siglos pasados nada más lejos de la realidad. Seguimos coartadas. Esto se lo han montado muy bien los tíos, porque su honor está a salvo y su posible mediocridad es secreto de Estado, es poco probable que la mujer comente abiertamente que se lo ha follado y mucho menos como lo hace. Pero claro, si hay otro macho en escena la cosa cambia, hay un testigo que les desmonta la fantasía y tienen que demostrarle mucho más que a una mujer. La presión se multiplica.
Los dos pretendientes de Alicante son del grupo 3. Para preservar su intimidad elegiré unos nombres al azar y les llamaré Antonio al calvo y Jose al mulato, ala.
A Antonio le cayó el chaparrón el verano pasado, mi marido ya le había echado el ojo porque decía que era mi tipo. Yo nunca había hablado con él pero por lo visto me había visto al pasar. Por supuesto dijo sí. Yo estaba como una reina en la playa dando mi permiso por was y mi marido que no se corta entró en la tienda. No sé exactamente cómo se desarrolló la conversación, porque creo que para no avergonzarme no me lo cuenta todo pero a los 5 minutos ya estaba yo concretando temitas con el calvo. Y bueno... un coñazo de tío inseguro, venga las excusas, parecía que lo estaba violando, pero cada vez que le daba opción a salir corriendo dudaba, no quería soltar el caramelo y ponía excusas a la inversa. Del grupo 3 pasó ligeramente por el grupo 2 e intentó concretar un encuentro a solas. Error, una cosa es que lo propongamos mi marido o yo, pero cuando lo propone un tercero es no. Y como no hay nada que me quite más la líbido que un hombre asustado al final la cosa quedó en tablas. Ni pa ti ni pa mí, nos despedimos y adiós. Por wasap todo se habla muy racionalmente, sin feromonas en el aire. En fin...
Jose entró en escena hace unos meses. Trabaja en el bar de debajo de casa, un bar de dominicanos que se cogen unos pedos de la ostia. Aquí hago un inciso para decir que ha sido una gran decepción descubrir que los caribeños no tienen una sabrosura natural si no que la sacan a golpe de gin tonic, sudaditos y con la lengua enredada, no sé si nací ayer, cierro inciso. Con Jose sí que había hablado porque solemos bajar a tomar café y ya le tenía echado el ojo, es guapo y al menos no bebe que es mucho decir en ese bar. Muy simpático, muy sonriente siempre, muy agradable. En una de sus escapadas en solitario mi marido le expuso la situación. Algo así como: mi mujer quiere follarnos a los dos, te apetece? A mí, como siempre desde la distancia, me pareció una exposición muy adecuada. Y Jose dijo sí.
Enseguida comprobé dos cosas. Una, no se fiaba de mi marido y pensaba que le estaba engañando o tomando el pelo. Y dos, era "sí pero". Sí pero nunca lo he hecho, sí pero nunca me lo han propuesto, sí pero, sí pero...  Una vez demostrada mi implicación en el proyecto empecé a trabajarle pero era tan soso acabé por enviarle alguna foto de vez en cuando, a lo que él contestaba "mmm..." , "sexy..." y ya, llegué a pensar que era gay y no se atrevía o no quería decirlo. Pero ahí seguía, sin soltar el bocado ni dar un paso al frente. La última vez que estuve no le vi, al preguntarle me dijo que estaba de viaje y le dije "uy que pena, a la próxima" a lo que me contestó "ya queda poquito". Esa fue la vez que le he visto más desatado sexualmente.
En fin, con este excitante panorama y algún que otro añadido he estado este fin de semana en Alicante, para más inri con el herbolario abierto y el calvo, que se ha dejado perilla (no está feo eh?), hecho un mar de nervios cada vez que pasaba.
Definitivamente el wasap no tiene nada que hacer frente a la vista, el tacto y las feromonas volando. Pero mientras me pienso si por fin los violo o los dejo con sus dudas, hago lo que hacen las putas y las superputas.
Sonreir al pasar, con la cabeza alta y el culo prieto.



Leer más...

martes, mayo 30, 2017

Taller para sumisos en busca de Ama: El Ama en casa.

Mucha atención porque voy a desvelar el secreto de la felicidad.
La felicidad es tener a tu Ama en casa. Estar todo el día cachondo, esperando a que se acuesten los niños o se acabe la jornada laboral para sucumbir a sus vicios. Convertir una cena rutinaria en un acto sexual solo con que Ella se descalce y apoye su pie en tu entrepierna. Despertar con la polla dura y saber que el que te puedas correr depende de como le comas el coño. Meterte en la ducha con ella para enjabonarle la espalda y si tienes suerte te regale la primera meada del día. Llevarle las bolsas de la compra hasta el coche y que antes de subir te diga "Buen chico" mientras te roza disimuladamente el paquete.
Estas son algunas de las innumerables ventajas de tener el Ama en casa, cualquier detalle puede disparar el rol y convertir la vida en momentos morbosos por doquier.
Sin embargo pocos se atreven a vivir esas experiencias con su pareja.
Las excusas más usadas son: A ella no le gusta el sexo, ella es muy tradicional, ella siempre está cansada.
Atención porque ahora voy a desvelar otros secretos: A ella le gusta el sexo. Ella tiene capacidad para aparcar el misionero y convertirse en una zorra más puta que tú. Ella está cansada pero eso es lo más fácil de arreglar.
La segunda consulta más recurrente en mi buzón es: Cómo podría introducir a mi pareja en el BDSM?
La repuesta es muy sencilla, con cuidado.
Si quieres intentar que tu pareja entre en el juego y las cosas están de misionero con la luz apagada no puedes hacerlo bruscamente porque lo más seguro es que se asuste o le repela. Así que despacito y buena letra, échale tiempo y ganas. Vencer tabús y abrir mentes lleva su tiempo, puede que un "no" de hoy sea un "sí pero" mañana. Así que si no te rindes y suavemente le enseñas tu lado oscuro puede que con un poco de tiempo y maña a tu señora le apetezca convertirse en tu Señora y os lo paséis de cojones.
Creo que hay una gran cantidad de mujeres potencialmente dominantes y aquí dejo unos jueguecitos y consejos para averiguar si la tuya es una de ellas y que empieces a mostrarle lo agradable que es tener un hombre sumiso a su disposición en casa.

1) Lo más importante es NO HABLAR del tema. Ni contratos, ni "tengo que decirte algo", ni "me gustaría que", ni ostias. Como te pongas en plan transcendental la vas a espantar y vas a hacer que tenga que responder racionalmente a algo que tenemos castrado y que la razón no acepta. Queremos que actúe el instinto animal, no la razón. Y para eso es mejor hacer pequeños avances y pruebas en el momento adecuado. Y cual es el momento adecuado? El momento del calentón, el momento de la vorágine. Saca el Femdom del momento adecuado y tendrás prácticas totalmente ridículas a ojos externos. Pero en el momento calentón puedes mostrar tu sumisión de mil formas y si ella ve que te pones cachondo con esos juegos lo normal es que se apunte a la fiesta. Porque, ahí va otro secreto, lo que más nos pone a las personas, por encima de cualquier fetiche y parafilia es excitar al contrario. Un hombre totalmente cachondo por ella influye seguridad y empoderamiento. Así que paso 1 excitarla y paso 2 excitarte y con eso llegamos al paso 3, ella se excita más y así os retroalimentáis hasta el infinito.

2) Empieza a llamarla Reina o Diosa. Juega con el lenguaje "a tus órdenes" , "como desees"... que vaya cogiendo punto.

3) Preocúpate por su placer, sé generoso. Un orgasmo es preceptivo, dos es aceptable, 3 empezamos a entendernos. Acostúmbrate a pedirle permiso para correrte.

4) Regálale tus servicios. Los vales son muy socorridos. Dejaselos en un sitio donde los encuentre a media mañana. Vale "por un masaje" "por 3 horas de esclavo" "por una cena casera" "por un baño de espuma" "por un polvo a la carta" imaginación al poder.

5) Envíale mensajes de vez en cuando, se trata de alimentar el ego y la excitación y que sepa que estás pendiente. Dile que eres suyo y estás a su disposición.

6) Adórala, dile que te tiene loco, que estás cachondo de pensarla, que te va a reventar la polla... Yo que sé! Que se sienta deseada.

7) Ponle una buena película y cógele los pies. Con un poquito de aceite se los masajeas, un mordisquito por aquí otro por allá. Como quien no quiere la cosa vas subiendo por la pantorrilla y según lo veas acabas en el coño. Película, masaje de pies y corrida. Creo que cualquiera podría acostumbrarse a este tipo de cine.

8) Regálale lencería, un corset, bolas chinas... Cualquier cosa que la haga sentirse sexy y/o transgresora.

9) Suavemente e in crescendo, si lo lleva dentro le va a encantar tener un perrito salido por ella y disponible 24 horas. En cuanto empiece a saborearlo es posible que te dé 100 vueltas en perversiones. Y cuando empiece a soltarse podrás pasar a proponer prácticas más extremas.

10) Acabas de despertar al Ama que tenías en casa, sin interminables mails, ni cibermierdas, ni distancia, ni pagos, ni traiciones. Que disfrutéis.


Y yasta, que hoy no tengo el chichi pa farolillos.


PD: Señoras, no sean malas y ya que ellos van a hacer este tremendo esfuerzo hagan el favor de apuntarse al carro. Y en la medida de sus posibilidades y preferencias acompañarles y descubrir nuevos mundos juntos.
Leer más...