miércoles, junio 07, 2017

Se folla o no se folla?

Una vez al mes vamos a Alicante por motivos familiares.
Más que motivos son obligaciones y dejan poco tiempo al placer carnal.
Pero a pesar de ello, en algunos momentos puntuales se fraguan historias de ... no sé ni cómo llamarlas. Ni Femdom ni sumisos ni juegos de villanos, nada, putiferio puro.
Suelen empezar siempre de la misma forma, mi marido va solo porque no nos acopla movernos a todos y se aburre, así que, previa autorización, me la lía. Yo en la distancia me siento osada y envalentoná y le animo, le pincho y él... lo hace. Hace la proposición, en parte porque le encanta ver la cara de estupefacción que se les queda y en parte porque es un puto morboso.
Total, que empieza el circo, yo entro por wasap y nos vamos "conociendo" y cuando por fin voy, me encuentro con medio barrio expectante y yo, en frío, con una vergüenza y unos nervios de la ostia.
Las dos historias más cercanas en el espacio-tiempo las protagonizan un calvo y un mulato (dos de mis fetiches). Aunque en realidad llevan enquistadas un montón de tiempo. Sobre todo la del calvo, porque trabaja en un herbolario y cuando llegamos está cerrado y la historia del mulato, que trabaja en un bar, también se ha alargado porque ha estado de viaje y no hemos coincidido.
Las reacciones a proposiciones deshonestas a desconocidos son de tres tipos, o se apuntan a saco y encantados o intentan quedar conmigo a solas o se enrollan en interminables dudas. Increiblemente ninguno dice que no por convicción. Ninguno dice no porque no me gustas, o no me apetece, o tengo pareja y soy fiel. Porque ser hombre tiene esa presión, es a lo que les han enseñado y para lo que se les ha educado, un hombre de verdad no dice NO a un coño en bandeja, un hombre de los de toda la vida, es sabido que si ve un agujero lo tiene que tapar , venga ya... un poco de criterio.
Ser hombre es como ser mujer pero al revés, porque si a ellos les sale el sí de la presión a nosotras nos sale el no de la castración. Para que no se mancille nuestro honor o por lo menos que no se sepa. Por lo que una mujer que folla y no se avergüenza es una especie rara, incluso diría que agresiva.

Los que más me gustan por supuesto son los primeros, un SÍ inmediato y sin red, lo que me demuestra que follar conmigo les compensa por encima de cualquier tabú o vergüenza. O lo que es mejor, resulta que son unos viciosos y les encanta la propuesta en sí, lo toman como si les hubiera tocado la lotería. Algunos de ellos se convierten en buenos sumisos (Zombie, guapo muack)
Los del segundo grupo son los listos, tú les propones un tema y ellos te intentan llevar a su terreno. Al menos son predecibles y no esconden sus intenciones, con lo que rapidamente pasan al grupo uno o son descartados y tan amigos.
Pero ay los del grupo 3... Estos son muy cansinos, porque son como el perro del hortelano, que ni comen ni dejan comer. Se nota que no les va el sexo en grupo ni las cosas raras o fuera de contexto tradicional, bastante inseguros. Ellos dicen que sí y luego empiezan con las dudas y las preguntitas.
Lo que pasa es que estas cosas nosotros las hacemos sin alcohol y sin nocturnidad, con todos los sentidos en alerta y sin poder echar las culpas a las drogas. A la gente esto le pilla de sorpresa. Pero a pesar de la sorpresa ellos dicen SI y después les cuesta encontrar una salida honrosa. Según mi experiencia los que se lo tienen que pensar no sirven. Si con una proposición así no te da un vuelco el corazón de puro morbo y te vuelve loco de deseo, por mucho que lo quieras racionalizar y aprovechar la oportunidad por probar, no va a salir bien. Pero bueno, desde el momento que tienen las cartas sobre la mesa hasta que "no van" suele pasar un tiempo largo. Y luego está lo más increible, de todas las dudas, de todas las inseguridades, de todo lo que podría pasar, lo que más les preocupa es tener un gatillazo delante de mi marido, tócate los cojones. A veces dan ganas de decir "Hola! Estoy aquí! A quien tienes que impresionar es a mí, no a mí marido" . Esta reacción  es de lo más machista y denigrante hacia una mujer que he comprobado en la mentalidad de los hombres. No satisfacer a una mujer y hacer el ridículo está bastante aceptado. Las mujeres tradicionalmente hemos tenido que mantener en secreto nuestras escapadas sexuales porque se nos puede tachar de putas y por supuesto si te quejas de las técnicas o potencia se te va a tachar de superputa porque resulta que encima has tenido otras experiencias y comparas. Y aunque pueda parecer que esto está superado y pertenece a siglos pasados nada más lejos de la realidad. Seguimos coartadas. Esto se lo han montado muy bien los tíos, porque su honor está a salvo y su posible mediocridad es secreto de Estado, es poco probable que la mujer comente abiertamente que se lo ha follado y mucho menos como lo hace. Pero claro, si hay otro macho en escena la cosa cambia, hay un testigo que les desmonta la fantasía y tienen que demostrarle mucho más que a una mujer. La presión se multiplica.
Los dos pretendientes de Alicante son del grupo 3. Para preservar su intimidad elegiré unos nombres al azar y les llamaré Antonio al calvo y Jose al mulato, ala.
A Antonio le cayó el chaparrón el verano pasado, mi marido ya le había echado el ojo porque decía que era mi tipo. Yo nunca había hablado con él pero por lo visto me había visto al pasar. Por supuesto dijo sí. Yo estaba como una reina en la playa dando mi permiso por was y mi marido que no se corta entró en la tienda. No sé exactamente cómo se desarrolló la conversación, porque creo que para no avergonzarme no me lo cuenta todo pero a los 5 minutos ya estaba yo concretando temitas con el calvo. Y bueno... un coñazo de tío inseguro, venga las excusas, parecía que lo estaba violando, pero cada vez que le daba opción a salir corriendo dudaba, no quería soltar el caramelo y ponía excusas a la inversa. Del grupo 3 pasó ligeramente por el grupo 2 e intentó concretar un encuentro a solas. Error, una cosa es que lo propongamos mi marido o yo, pero cuando lo propone un tercero es no. Y como no hay nada que me quite más la líbido que un hombre asustado al final la cosa quedó en tablas. Ni pa ti ni pa mí, nos despedimos y adiós. Por wasap todo se habla muy racionalmente, sin feromonas en el aire. En fin...
Jose entró en escena hace unos meses. Trabaja en el bar de debajo de casa, un bar de dominicanos que se cogen unos pedos de la ostia. Aquí hago un inciso para decir que ha sido una gran decepción descubrir que los caribeños no tienen una sabrosura natural si no que la sacan a golpe de gin tonic, sudaditos y con la lengua enredada, no sé si nací ayer, cierro inciso. Con Jose sí que había hablado porque solemos bajar a tomar café y ya le tenía echado el ojo, es guapo y al menos no bebe que es mucho decir en ese bar. Muy simpático, muy sonriente siempre, muy agradable. En una de sus escapadas en solitario mi marido le expuso la situación. Algo así como: mi mujer quiere follarnos a los dos, te apetece? A mí, como siempre desde la distancia, me pareció una exposición muy adecuada. Y Jose dijo sí.
Enseguida comprobé dos cosas. Una, no se fiaba de mi marido y pensaba que le estaba engañando o tomando el pelo. Y dos, era "sí pero". Sí pero nunca lo he hecho, sí pero nunca me lo han propuesto, sí pero, sí pero...  Una vez demostrada mi implicación en el proyecto empecé a trabajarle pero era tan soso acabé por enviarle alguna foto de vez en cuando, a lo que él contestaba "mmm..." , "sexy..." y ya, llegué a pensar que era gay y no se atrevía o no quería decirlo. Pero ahí seguía, sin soltar el bocado ni dar un paso al frente. La última vez que estuve no le vi, al preguntarle me dijo que estaba de viaje y le dije "uy que pena, a la próxima" a lo que me contestó "ya queda poquito". Esa fue la vez que le he visto más desatado sexualmente.
En fin, con este excitante panorama y algún que otro añadido he estado este fin de semana en Alicante, para más inri con el herbolario abierto y el calvo, que se ha dejado perilla (no está feo eh?), hecho un mar de nervios cada vez que pasaba.
Definitivamente el wasap no tiene nada que hacer frente a la vista, el tacto y las feromonas volando. Pero mientras me pienso si por fin los violo o los dejo con sus dudas, hago lo que hacen las putas y las superputas.
Sonreir al pasar, con la cabeza alta y el culo prieto.



No te preocupes tengo para todos. COMPARTEME. ¡Gracias!

14 comentarios:

  1. "ya queda poquito"???

    ¿está en primero de folleteo o en primero de infantil?

    besos respetuosos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante una ocasion asi, y suponiendo un gatillazo, hay que recoger los pedazos rotos del ego, pegarlos un poco con humildad y proceder con la pala si el pico no esta preparado.

      Pero usted no se va sin un orgasmo. En estas situaciones hay que pensar: "dentro de 1 año de que sentire menos verguenza? De que no se levantara o de no ser capaz de proporcionar un orgasmo?"

      Mejor eunuco util que machito inutil. Digo yo.

      Eliminar
  2. Me alegra saber que no ha sido usted abducida por los extraterrestres y sigue usted en plena forma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy, estoy... hasta Dios descansó el séptimo día :P

      Eliminar
    2. Pero que sera de los 1000 seguidores sin la diosa blanca?

      Eliminar
  3. Determinación es lo que te sobra y lo que le falta a ellos. Hay que reconocer que es difícil de creer que una "tía buenorra" (dicho en español) lo quiera coger (dicho en argentino) a uno y es normal pensar que hay gato encerrado. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Es como si te encuentras en el suelo un decimo de loteria premiado.

      Lo primero que piensas es: "no puede ser. Estará caducado. Lo estaré mirando mal. Sera falso."

      No te puedes creer que puedas tener tanta suerte.

      Eliminar
    2. Puede que sea el primer impulso, más que nada porque la gente no está acostumbrada a coger ni a follar fuera de ciertos ambientes, pero luego... Habrá que sobreponerse al susto o apartarse.
      Besos

      Eliminar
    3. La gente no esta acostumbrada a follar. En ningun ambiente. Jajajaja

      Eso no se hace. Es pecado. Y todo eso. Y quitarse de encima anos de educacion, cuesta.

      Eliminar
  4. Mientras leía su historia, me venía a la mente la canción del verano: "despacito...".

    En este mundo hacen faltan mujeres como Usted.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mejor rapidito y con buena letra.
      Saludos y gracias.

      Eliminar